Tuesday, September 26, 2006

Valparaíso, Puerto de mis Amores



Valparaíso
eterno puerto de mis amores
prendido a tus balcones un día pude ver
como un ángel borracho tus calles dibujó
y la fantasía de tus noches
con sus luces de colores
un mago la inventó


Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad

El descubrimiento de Valparaíso se origina gracias al capitán castellano don Juan de Saavedra, integrante de la expedición española al mando de don Diego de Almagro. Fue este capitán quien descubrió lo que es ahora nuestro querido puerto a mediados de mayo de 1536.
Juan de Saavedra nació en un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Cuenca, España, llamado Valparaíso. El valle de la bahía de Quintil, con el aspecto pintoresco de sus cerros agrestes, quebradas y sus abundantes arroyos, llevaron a la memoria del conquistador, su patria lejana y en recuerdo a esos sentimientos. Bautizó a nuestra hermosa ciudad con el nombre Valparaíso.
Primer puerto de la República y uno de los más importantes de América. Su curiosa y especial configuración topográfica y su reducida extensión de terreno plano rodeado por un semicírculo de cerros, le confieren un pintoresco aspecto de anfiteatro natural impresionante, especialmente para el visitante que llega de noche a la ciudad.

Dentro de esta fusión de pasado y futuro, Valparaíso se extiende rápidamente copando el anfiteatro de la ciudad. El avance urbano se eleva a lo más alto de los cerros, sobrepasando el camino Cintura y acercando los límites del puerto hacia Viña del Mar.
Rodeando su espectacular y hermosa bahía, la intrincada geografía de los cerros y quebradas, junto a sus coloridas casas colgando de las laderas con sus balcones y miradores, dan a Valparaíso un mágico y sensual encanto.
Por su belleza natural, la magia de sus casas equilibrándose en espectacular desorden, por el laberinto de sus antiguas calles, sus ascensores, su historia, sus cafés y bares, que dan vida a la noche bohemia de la ciudad, además de la calidez y sencillez de su gente, Valparaíso la Perla del Pacífico, ha sido nombrada, con justa razón, Patrimonio de la Humanidad.
Este trabajo de investigación de los cerros, los ascensores, las quebradas, las caletas, sus nombres y sus orígenes, es un sincero homenaje a nuestra hermosa y querida ciudad.
Los porteños no son gente que olvida el pasado, al contrario, lo asumen y se recrean en él. La identidad de su gente es la que hace a Valparaíso tan especial.

Ciudad del Viento



A todos los que amamos Valparaíso, se nos aligera el alma al encaramarnos por sus cerros y quebradas, al aspirar su brisa y descubrir los tesoros escondidos en sus intrincadas callejuelas, en sus misteriosas escaleras y en sus casas centenarias. En esas casas viejas y personales con coloridas ventanas y maceteros, cuelgan ropas de todos colores puestas a secar al viento y al sol, además de alguna vieja alfombra desteñida llena de polvo, a la espera del típico viento porteño que deshilacha las nubes y levanta las polleras de las mujeres, mostrando las piernas al afortunado que en ese momento se encuentra en el lugar. Valparaíso, la ciudad del viento, con su loca geografía y su entorno forman un verdadero abanico y el mar azul que parece apretar la ciudad contra los cerros.
Quien visita Valparaíso tiene que considerar dos visiones de nuestro puerto. La visión general, que se contempla desde los numerosos miradores y paseos que cuelgan de los cerros enfrentando su hermosa bahía. Y la visión del detalle, en la calle típica, en las añosas casas, en el singular ascensor o el rincón pintoresco y misterioso.
Valparaíso está impregnado de historia, tradiciones y hechos curiosos especialmente de noche, la cual tiene su propio embrujo con sabor a leyenda y aventuras marineras.
Al recorrer las quebradas y los cerros subiendo a pie o en funicular, gozamos de una mágica experiencia que jamás se podrá olvidar, Valparaíso mi puerto amigo, mi corazón estará siempre contigo.

La Perla del Pacífico


Es imposible mirar hacia la bahía desde lo alto de sus miradores y no emocionarse al contemplar en el muelle Prat la gran cantidad de lanchas que surcan raudas por la bahía, llenándola de colorido y movimiento. Sobre todo al arribo de los grandes transatlánticos, que en época de verano ofrecen un espectáculo inolvidable que emociona por su grandeza y colorido.

Noches de Valparaíso desde el mar


Valparaíso extiende sus luminosos brazos desde Viña del Mar hasta Playa Ancha, regalando su mágica perspectiva al afortunado viajero que por la noche llega desde el mar a la ciudad. Esta experiencia y visión maravillosa de la cual nuestros marinos son privilegiados testigos, ha sido relatada por poetas y escritores. La mágica y soñada visión de nuestro Valparaíso de noche, con sus miles de luces de colores que ilumina todo lo que ven nuestros asombrados ojos, nos encanta y aprieta el alma de emoción. Esta ciudad ofrece, a quien ha tenido la fortuna de contemplarla desde alta mar, miles de luces parpadeando como una gigantesca guirnalda de colores; y, en las noches despejadas, una infinidad de estrellas que, cual marco celestial, nos sobrecoge y conmueve.

Valparaíso de terremotos y escaleras
donde cada escalón es una casa en ascuas
Valparaíso de marineros y mercados
y costas de agua helada y transparente
Valparaíso de acordeones y tabernas
y olor inconfundible a sal y muelles
con un mar que complica los adioses
pero se encrespa con las bienvenidas
Valparaíso ciudad de las proas...

Mario Benedetti



Los Cerros


Según levantamiento aéreo fotogramétrico del Instituto Geográfico Militar del año 1947 y archivos de la Ilustre Municipalidad de Valparaíso del año 1962.

1. Esperanza
2. Los Placeres
3. Barón
4. Lecheros
5. Larraín
6. Molino
7. Polanco
8. Delicias
9. O’Higgins
10. San Roque
11. Ramaditas
12. La Virgen
13. Merced
14. Las Cañas
15. El Litre
16. La Cruz
17. Monjas
18. Mariposas
19. Florida
20. Bellavista
21. San Juan de Dios
22. Yungay
23. Jiménez
24. Miraflores
25. Cárcel
26. Concepción
27. Alegre
28. Cordillera
29. La Loma
30. Santo Domingo
31. Arrayán
32. Chaparro
33. Toro
34. Mesilla
35. Perdices
36. Playa Ancha


Cerros que han tomado el nombre de aquél colindante de mayor tamaño, y han sido absorbidos por éste:

1. Pajonal
2. Panteón
3. Hospital
4. Las Carretas
5. Blanco
6. Loceras
7. San Francisco
8. Artillería

Nombre y ubicación de algunos cerros pequeños del Valparaíso antiguo, que no existen en la actualidad:

1- Astorga: entre los cerros Barón y Lecheros
2- Portales: entre los cerros Lecheros y Larraín
3- Rodríguez: al costado del cerro Larraín
4- Recreo: entre los cerros Larraín y Polanco
5- Santa Elena: entre los cerros Ramaditas y Merced





6- Canciani: al costado del cerro la Merced
7- Las Jarcias: entre los cerros Florida y Bellavista
8- La Mina: entre los cerros Alegre y Concepción
9- Elías: entre los cerros Cárcel y Alegre
10-Atalaya: entre Taqueadero y Artillería.

Toponimia

Este trabajo está destinado a conocer en forma muy reducida el por qué de los nombres de los cerros de Valparaíso.
Nuestro primer puerto tiene una especial configuración topográfica en la que destaca su reducida extensión de terreno plano, rodeada por un semicírculo de cerros que le confieren un pintoresco aspecto de anfiteatro natural.
Los nombres de los cerros pueden ser descriptivos, pueden señalar alguna particularidad del lugar o, como la mayoría, han tomado el nombre del propietario o vecino principal del predio. Todos estos antecedentes han sido recopilados del libro "Toponimia de Valparaíso" de Leopoldo Sáez Godoy, del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

1- Cerro Esperanza: su nombre deriva de la antigua parroquia Nuestra Señora de la Esperanza.


2- Cerro Placeres: el nombre proviene del estero que corría en quebrada Cabritería, cuyas aguas y arena contenían partículas de oro. En jerga minera esas arenas se llaman placer aurífero. El cerro tomo el nombre de los Placeres.


3- Cerro Barón: para la defensa de Valparaíso, se construyó una fortaleza y un castillo donde vivía don Ambrosio O’higgins, gobernador, nombrado por el rey de España, Barón de Vallenary. El Cabildo lo designó cerro Barón en el año 1795.


4- Cerro Lecheros: al pie y a su ladera existían numerosas lecherías y centros de distribución de leche, la que se repartía en carretones tirados por caballos o burros.


5- Cerro Larraín: su nombre se debe al propietario de los terrenos don Juan Larraín, que pertenecía a una distinguida familia llegada de Navarra, España.

6- Cerro Polanco: Tomó el nombre de uno de los principales residentes de la región, don Santiago Polanco, regidor por Valparaíso en 1917 - 1927.


7-Cerro Molino: el nombre corresponde a la existencia de algunos molinos de viento, hoy desaparecidos, que estaban en la cumbre del cerro.


8- Cerro Delicias: su nombre deriva del estero de las delicias que bajaba junto al cerro hasta la Avenida Argentina por la quebrada de Santos Ossa.


9- Cerro O’Higgins: antiguamente se llamaba cerro las Zorras por la abundancia de zorros que existían en el lugar. Con la construcción del monumento a O’Higgins cambio de nombre.


10- Cerro San Roque: el antiguo dueño de este predio era un genovés de apellido Sanarega, quien bautizó el cerro con el nombre de un santo muy conocido en su cuidad natal.


11- Cerro Ramaditas: en la celebración de las fiestas patrias, en la ladera del cerro se instalaban hermosas ramadas para celebrar las fiestas con bailes empanadas y bebidas.


12- Cerro La Virgen: su nombre proviene de la estatua de la virgen Stella Maris, de 10 metros de altura, construida en el año 1873 en una planicie del cerro que mira la bahía.


13- Cerro Merced: el origen del nombre se debe a la orden religiosa de la Merced que en el año 1717 levantó la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.




14- Cerro Las Cañas: ubicado entre el cerro El Litre y Merced, este lugar por mucho tiempo estuvo desocupado, motivo por el cual se llenó de malezas y especialmente la llamada “caña”, que crece a la vera de esteros y arroyos.


15- Cerro El Litre: ubicado entre los cerros las Cañas y la Cruz. Proviene su nombre de la abundancia de este arbusto, que al contacto de sus hojas y ramas producen sarpullido y urticaria.


16- Cerro La Cruz: esta ubicado al llegar a la Avenida Francia. El nombre tiene su origen en una gran cruz ubicada en lo alto del cerro entre las calles Naylor y Navarro, la cual fue destruida por el terremoto de 1906.


17- Cerro Monjas: el nombre proviene de la capilla y colegio de las Monjas Francesas ubicado al pie de cerro.


18- Cerro Mariposas: su nombre recuerda la abundancia de mariposas de todos colores que predominaban en el lugar.


19- Cerro Florida: el nombre es descriptivo y da a conocer el antiguo aspecto del lugar que estaba cubierto de hermosas flores silvestres.


20- Cerro Bellavista: su nombre resalta la hermosa vista de la bahía que tiene este cerro ubicado en la parte más central de la cuidad.


21- Cerro San Juan de Dios: ubicado entre los cerros Yungay y Jiménez. Su nombre proviene del hospital que los dominicos instalaron en 1767.


22- Cerro Cárcel: su nombre se debe a la cárcel instalada en el cerro en el año 1854.


23- Cerro Jiménez: lleva el nombre del antiguo propietario del predio y está ubicado vecino al cerro Cárcel y San Juan de Dios. Es uno de los cerros más empinados de Valparaíso, comienza en la avenida Alemania y llega hasta el camino La Pólvora. En su cima se encuentra un peculiar monolito: una enorme bala de cemento, vestigio de un antiguo club de tiro que allí funcionó. Es por este motivo, que erróneamente se conoce este lugar como cerro La Bala.


24- Cerro Miraflores: se encuentra entre los cerros Alegre, Cárcel y Concepción. Se cree que el nombre conmemora la batalla de Miraflores.


25- Cerro Yungay: esta ubicado al lado del cerro Bellavista entre las quebradas de San Juan de Dios y Yerbas Buenas. El nombre recuerda la batalla de Yungay.


26- Cerro Concepción: está ubicado junto al cerro Alegre. Su nombre recuerda un antiguo fuerte construido en el año 1678 y que defendía el puerto de Valparaíso.


27- Cerro Alegre: está ubicado entre los cerros Cordillera y Concepción. Su nombre deriva de su aspecto agradable y sus casas pintadas de alegres colores y floridos jardines de propiedad de la numerosa colonia británica.


28- Cerro Cordillera: el nombre del cerro corresponde a la topografía del cerro de aspecto sinuoso y accidentado que alberga a sus costados pequeños cerros y lomas.


29- Cerro Santo Domingo: vecino al cerro Arrayán. El nombre proviene de la iglesia y convento de Santo Domingo que estaba ubicado cerca de la Matriz.


30- Cerro La Loma: el cerro es una pequeña loma ubicada entre el cerro Cárcel y Jiménez, vecino al cerro Cordillera.

31- Cerro Toro: esta ubicado vecino a los cerros Santo Domingo y Cordillera. Su nombre hace pensar que fue tomado de algún vecino fundador del barrio.

32- Cerro Arrayán: se encuentra al lado del cerro Cordillera, entre las quebradas Juan Gómez y Márquez, con abundantes arbustos homónimos que dan origen al nombre del cerro.


33- Cerro Chaparro: está ubicado junto al cerro Cordillera y aparentemente su nombre corresponde al antiguo propietario que inscribió el predio en el año 1876.


34- Cerro Mesilla: está ubicado detrás del cerro Santo Domingo y su nombre proviene del diminutivo de mesa por la forma plana de su superficie.


35- Cerro Perdices: está junto al cerro Toro al final de la calle García Reyes y el nombre proviene de la gran cantidad de avecillas que existían en el lugar.


36- Cerro Playa Ancha: se designa el cerro con el nombre de una gran planicie donde se encuentra el parque Alejo Barrios y el Estadio Valparaíso, allí se realizaban las paradas militares y era llamado Campo de Marte. La superficie estaba formada por arenilla y piedrecillas, por lo que se comparaba a una playa.



Cerros que han tomado el nombre de los cerros vecinos y han sido absorbidos por estos:

1- Cerro Rodríguez: se encuentra entre los cerros Larraín y Recreo.

2-Cerro Recreo: se encuentra entre los cerros Recreo y Polanco.

3- Cerro Pajonal: se encuentra atrás del cerro Merced y su nombre deriva de su pajonal que es un terreno pantanoso en que abundan las totoras silvestres.

4- Cerro Panteón: se encuentra entre la avenida Cumming y Ecuador. Su nombre anterior era Cementerio y a comienzos del siglo XX perdió su nombre y se conoce como Panteón.


5- Cerro Hospital: entre los cerros el Litre y la Cruz estaba ubicado un antiguo hospital de caridad al pie del pequeño cerro. Hoy se levanta en ese lugar el hospital Carlos van Buren.

6- Cerro Las Carretas: era una colina que se levantaba entre el cerro Arrayán y Santo Domingo. El antiguo camino a Santiago salía desde plaza Echaurren y luego tomaba la falda de este cerro. Su nombre deriva del intenso tráfico de carretas que usaban este camino.

7- Cerro Blanco: situado al interior del cerro Cordillera, su nombre fue tomado de una antigua fortaleza pintada de color blanco para que fuera visible del mar y que protegía a la ciudad.

8- Cerro Loceras: ubicado junto al cerro cordillera tenía en sus laderas una greda muy especial que los artesanos de la región usaban para confeccionar figuras de alfarería.

9- Cerro San Francisco: en el año 1663 los padres franciscanos construyeron frente a la plazuela del mismo nombre un convento, un hospicio y una iglesia. El cerro tomó el nombre de esta orden religiosa.

10- Cerro Artillería: ubicado frente a los arsenales y edificios portuarios. Es el actual cerro Playa Ancha que comprende desde la subida Carampangue hacia el sur. El nombre proviene del cuartel de artillería que fue construido en la cima del cerro.

Cerro Los Placeres


Hacia el noroeste, y penúltimo antes de llegar a Viña del Mar, está el cerro los Placeres, uno de los más hermosos y tradicionales de Valparaíso.
En este cerro está la Universidad Técnica Federico Santa María, casa de estudios de prestigio internacional y la Universidad del Mar, nueva casa de estudios. También el cerro posee varias escuelas de educación básica.
Posee un hermoso mirador, como lo es la puntilla San Luis, desde donde se tiene una espectacular vista panorámica de los cerros y la bahía.
Subiendo, a cuatro cuadras de la universidad, se encuentra la hermosa plaza de la Conquista, y frente a ella, la sede del club Deportivo los Placeres, edificio de cinco pisos con gran gimnasio interior. Además este club posee una multicancha techada en calle San Guillermo.
Placeres tiene amplias calles bien pavimentadas, con muchos árboles y jardines. Como es un cerro relativamente plano, sus manzanas de casas conforman calles y avenidas muy bien definidas y ordenadas. Su servicio de locomoción hacia el plan de Valparaíso y hacia Viña del Mar, se efectúa con una gran cantidad de colectivos y modernos buses.
El cerro está ubicado entre la avenida España y la variante Agua Santa; y entre las quebradas Cabritería y Matadero.
En semana Santa, la comunidad religiosa efectúa el Vía Crucis viviente, organizado por la parroquia Lourdes donde los vecinos del barrio son los actores. Este célebre ritual congrega a la gente de todo Valparaíso.
En avenida Placeres con avenida Matta existe un monumento al gran estadista y notable ciudadano don Diego Portales, quien fuera alevosamente asesinado en la entonces Quebrada de Cabritería. También en avenida Placeres hay un busto del insigne hombre público, regidor de Valparaíso y distinguido médico, el Dr. Ernesto Quiroz Weber.
Cuenta también el cerro con el estadio E. Fisher y la cancha María Eisler, y además con el estadio de la Universidad Santa María.
Posee un gran consultorio médico, además de una compañía de bomberos con personal eficiente y capacitado.
En la actualidad Placeres cuenta con más de 10 edificios que superan los 15 pisos y un gran balneario junto a la caleta Portales.

Rindo este sencillo y sincero homenaje a éste, mi querido cerro Los Placeres. De niño recorrí sus calles y jugué al basquetbol en la plaza de la Conquista. Jugué fútbol en sus estadios, desde infantil hasta adulto con los colores de mi querido Club Deportivo Los Placeres. Viví en mi juventud la emoción de las fiestas de la primavera en la terraza Balmaceda. Estudié en la Escuela #33 y en los veranos me acogió la playa del balneario Placeres. Me bautizaron en la iglesia de Lourdes y también contraje matrimonio en ella. Por eso estoy orgulloso, porque nací aquí hace exactamente hace 76 años. En este hermoso cerro se criaron mis cuatro hijos y aquí quiero seguir viviendo hasta que la vida disponga lo contrario.



La Universidad Técnica Federico Santa María es una fundación de derecho privado que tiene carácter de universidad, lo cual fue posible gracias al visionario y acaudalado empresario chileno don Federico Santa María, quien con su importante donación hizo posible que su ciudad natal, Valparaíso, contara con esta universidad de prestigio internacional.
En el año l931 se inaugura el majestuoso Campus de su Casa Central, ubicado en los terrenos del ex Fuerte Pudeto en el Cerro Los Placeres, el cual es considerado como una de las mejores obras de la arquitectura chilena del siglo XX. A cargo del ingeniero José Smith Solar y su hijo el arquitecto José Smith Millar. El albacea y ejecutor de la voluntad de don Federico Santa María, Agustin Edwards, fue el encargado de viajar a Alemania para contratar al profesor Kart Laudien, quien fue el primer rector hasta el año l935. En esta fecha el establecimiento educacional pasó a llamarse Universidad Técnica Federico Santa María, teniendo como rector a don Francisco Cereceda hasta el año 1958.
El tradicional sello de esta casa de estudios atrae estudiantes del más alto nivel académico de diversas latitudes. En el frontis del edificio principal de la universidad se destaca su lema: “Ex umbra in solem” (de la sombra a la luz).


Capilla Monasterio El Buen Pastor



Esta capilla goza del privilegio de ser oratorio público a perpetuidad. Depende, en su parte pastoral, de la iglesia de Lourdes. Fue inaugurada el 26 de mayo de 1917 y pertenece a la congregación del Buen Pastor.
El día 17 de marzo de 2012, la Ilustre Municipalidad de Valparaíso entregó en calidad de comodato el templo católico El Buen Pastor de nuestro cerro, para reanudar los servicios pastorales de la comunidad placerina.



Este blog continúa en el capítulo Ascensores (ver indice al inicio).